Acerca de...

Información del Autor

Bunker en la publicidad

DSC_0036

Tener en claro que los empresarios no son los ejecutivos, sino las personas que hacen que las cosas pasen y su rol es “entrarle a todas las partes de la empresa”, es uno de los aprendizajes que Héctor Ruvalcaba, egresado de Ciencias de la Comunicación y del taller Desarrollo de Plan de Negocios del Programa Joven Empresario Universitario (Jovem).

Ruvalcaba es uno de los socios fundadores de la agencia de publicidad Bunker Comunicación, junto con los diseñadores gráficos, egresados de la Universidad de Guadalajara Tonatiuh Horta y Ernesto Íñiguez, la cual empezó operaciones en 2002. De ese entonces a la fecha, el egresado de Ciencias de la Comunicación de 30 años de edad señala cambios que favorecen a este tipo de empresas, entre ellos el hecho de que “existe una cultura mucho más amplia de los empresarios a los temas de comunicación y publicidad. Antes era pelear, ir un poco en contra de la corriente explicando para qué servía y además convencerlos para que nos pagaran por hacerlo. Ya hay una cultura de la comunicación que hace más fácil el trabajo”.

La empresa ofrece diferentes servicios tales como diseño, comunicación estratégica, multimedia, imagen corporativa y animación, entre otros. En cuanto al medio publicitario en Guadalajara, el egresado del taller Desarrollo de Plan de Negocios en su segunda edición, señala que “ha despegado, las empresas medianas han tomado importancia y ha habido mucha apertura hacia las pequeñas agencias y este es el momento en el que han tenido clientes importantes”, y considera que la ciudad está en proceso de consolidación como “la segunda más importante de México y de la mano con ello están los servicios, entre ellos las agencias de publicidad. Creo que habrá más competencia y los que estén más especializados son los que podrán tener mejores resultados”.

La empresa empezó con tres socios y en una cochera. Tras algunos cambios de domicilio, la meta es empezar el próximo año con instalaciones propias. Hoy día, además de los socios se tiene a 15 empleados en nómina. El emprendedor, cuyo gusto por la publicidad se disparó cuando estudiaba la licenciatura, añadió que dentro de este plan de expansión se incorporarán un área especializada en mercadotecnia política, tema en la cual ya han realizado algunos trabajos, además de tener “las inquietudes de lanzar una editorial y un sello discográfico”.

La vida del empresario conlleva una serie de retos en lo profesional, y en el caso concreto de Bunker han sido muy diversos en tiempos que van de su fundación a la fecha, desde afrontar aquellas cuestiones administrativas que tienen que ver con permisos del ayuntamiento, seguro para los empleados y pago de impuestos, hasta la estructura interna de la empresa, cuyo objetivo es ser “un sistema de administración que nos permitiera crecer sin perder la esencia de lo que hacíamos. El 90% de la gente que trabaja con nosotros son comunicadores, mercadólogos o diseñadores y apenas tenemos un departamento administrativo que nos ha permitido enfocarnos a lo que hacemos”.

Otros de los desafíos tienen que ver con el quehacer de su ramo, por lo que la renovación es vital. “En la publicidad, si te estancas te comen. Encontrar un mecanismo que nos permita no estar en una zona de confort, sino en constante renovación es un reto importante”, refirió, así como a la cada vez más imperiosa necesidad de trabajar a escala global, lo que da como resultado enfrentarse a  “todos los miedos para demostrar que puedes hacer buenas campañas en Estados Unidos, Europa y en cualquier parte del mundo”. De acuerdo con Ruvalcaba, desde Bunker ya se han hecho algunas campañas para productos en Estados Unidos y que actualmente trabajan en ingresar en la mercadotecnia política en puntos donde predomina la población latina.

Su clientela es de diversos ramos como alimentos, salud, deportes y cultural. Han hecho campañas y estrategias de comunicación para Lorena Ochoa, Rafael Márquez, Coca Cola y restaurantes locales.

En cuanto a qué se necesita para emprender, Ruvalcaba destaca que en el plano personal lo importante es perder el miedo y arriesgar. “La diferencia entre emprender y tomar un empleo  es que sabes que no hay nada seguro. Hay que pelear con ese miedo de que tienes que pagar tus gastos y no tienes la certeza de si un mes va a ser bueno o malo, hasta que llegas a tener una estabilidad. Sin embargo, cuando la tienes, vuelves a arriesgarlo todo para dar el siguiente paso”.

En torno a las cuestiones de equipamiento, infraestructura, señala que el equipamiento y montar las oficinas debe ser un proceso gradual, ya que “al principio es complicado todo el dinero se va en pagar infraestructura hasta que llega un momento en el que se va pagando sola y crece a un ritmo que ya no depende de uno. Como que la empresa toma su propia vida y va siendo más demandada la infraestructura con base en resultados, que al principio es poner mucho dinero y tener pocos resultados”.

Por último, a los estudiantes que tienen la inquietud de emprender, el egresado sugiere que se animen a hacerlo, debido a que “muchos planean tanto que no lo hacen. Hay que quitarse el miedo a hacerlo, tener las bases más sólidas, para eso programas como Jovem pueden ayudar, pero animarte a hacerlo. Creo que el gran porcentaje de los proyectos se quedan en papel y nunca son ejecutados”.

El próximo taller Desarrollo de plan de negocios comienza el 16 de abril. Tiene una duración de cuatro meses y medio y es los sábados. Una de sus finalidades es ofrecerles ayuda en temas como mercadotecnia, finanzas y habilidades empresariales a los interesados en emprender para realizar una planeación de negocios adecuada. Más información en el teléfono 3669-3434 extensión 3485.

Texto Gustavo Abarca

Foto Laura Jiménez

Tags: , ,

No comments yet.

Leave a Reply